fbpx

Cítricos, fresas y lechuga mejoran su resiliencia frente al estrés térmico con la aplicación de Phylgreen

Mar 17, 2021Agronegocios, Feedzy0 Comentarios

Cítricos, fresas y lechuga mejoran su resiliencia frente al estrés térmico con la aplicación de Phylgreen
El efecto de bioestimulantes como Phylgreen en los cultivos favorecen la retención de frutos gracias a la fortaleza que ofrecen a las plantas para enfrentarse a diferentes tipos de estrés, especialmente el térmico. Para llegar a esta conclusión, Tradecorp ha trabajado con el departamento de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Milán y ha realizado ensayos en campo -Murcia, Huelva y Granada-, de la mano de instituciones tecnológicas como Ideagro, CSIC, Eurofins e Innoplant.

Phylgreen es un producto de origen natural que se obtiene del alga Ascophylum nodosum a partir de un exclusivo método de extracción en frío que permite conservar inalterados una alta concentración de principios activos. Es capaz de estimular la producción de compuestos antioxidantes en las plantas, además de mejorar la tolerancia frente a la sequía y otros tipos de estrés abiótico. Otra de las ventajas de Phylgreen es que protege de la deshidratación de las células causadas por el daño salino, por heladas o por sequía.

Cítricos

Tradecorp, junto a Ideagro, ha analizado el efecto del estrés térmico en los cítricos a través de ensayos realizados en una plantación de Murcia y con temperaturas elevadas. En los ensayos se ha confirmado que la aplicación de Phylgreen fortalece a la planta y, en vez de rechazar los frutos para sobrevivir ante el estrés que provoca el calor, esta los mantiene y permite mantener la cosecha.

Fresa

Los meses de mayor producción de la fresa son los de mayores temperaturas en Huelva, provincia donde Tradecorp ha realizado los ensayos, de la mano de Eurofins y el CSIC. Esta última institución ha sido la encargada de realizar las determinaciones analíticas relacionadas con la calidad de la producción. Con temperaturas medias entre 25 y 30ºC, y a través de 11 cosechas, tanto los técnicos de Tradecorp, como los investigadores de Eurofins han confirmado la resistencia que opone la fresa a este estrés térmico cuando ha sido tratada con bioestimulantes como Phylgreen.

Los resultados arrojados han confirmado que las plantas pueden, incluso, ganar hasta 45 g por unidad. Si en una hectárea de cultivo de fresa hay una media de 70.000 plantas, el resultado es que se obtienen hasta 3.000 kg más por hectárea, incluso en condiciones adversas de estrés térmico.

En el caso de la fresa, también se ha estudiado el efecto que el bioestimulante causa en sus características nutracéuticas. En este sentido, tal y como ha confirmado David García, responsable de Marketing de Tradecorp en Levante y Valle del Ebro, “los resultados confirman que, al tratar con Phylgreen el cultivo de la fresa,  este mejora sus características nutraceúticas: más azúcares naturales, un incremento del 15% de los antioxidantes en tejidos, mayor cantidad de pigmentación y aumento de la vitamina C”.

Lechuga

El último de los ensayos realizados por Tradecorp y en este caso, junto a Innoplant, ha sido en la provincia de Granada durante los meses de junio y julio y con temperaturas medias entre 36 y 38ºC. Antes de comenzar los ensayos en lechuga ya se detectó que el 10% de la plantación había sufrido destrío por asolanado. Además, la explotación de lechugas elegida se encontraba orientada hacia el sureste.

El propio García reconoce “que, en este caso, hemos llevado al máximo el concepto de estrés térmico al cultivo de la lechuga”, pero aún así, la aplicación de Phylgreen ha confirmado que aumenta la biomasa en cada unidad, que hay más hoja, menos tallo y mayor peso en seco, y se incrementa el diámetro de la cabeza de cada lechuga.

Colaboración con la Universidad de Milán

Estos ensayos en campo de Tradecorp se enmarcan en los estudios que la compañía está realizando para analizar diversos tipos de estrés y su efecto en los cultivos. Para ello, cuentan con la colaboración de la Universidad de Milán que ya trabaja en el efecto de diferentes tipos de estrés y en los efectos del cambio climático, especialmente sobre los cultivos del área mediterránea.

En este sentido Giacomo Cocetta, investigador del departamento de Ciencia Agraria y Ambiental de la Universidad de Milán, ha presentado sus trabajos dirigidos a conocer la función que realiza el bioestimulante en las plantas y comprender los mecanismos y modos de acción. El objetivo de sus estudios es conocer el momento óptimo de aplicación de Phylgreen para la mayor resistencia ante el estrés térmico.

Según los ensayos realizados, primero en una planta modelo, como Arabidopsis thaliana y, posteriormente en cultivos de rúcula, “hemos podido confirmar la necesidad de un tratamiento preventivo ante las olas de calor y de estrés para combatir sus efectos negativos. Y, por ahora parece que el momento óptimo de aplicación es justo un día antes de la ola de calor, aunque aún no está confirmado absolutamente.”

El doctor Cocetta ha confirmado que, “gracias a la información meteorológica con la que cuentan ahora los productores agrarios, es posible aplicar Phylgreen en el momento óptimo. No obstante, si falla la previsión meteorológica, el efecto de Phylgreen sobre el cultivo sigue siendo notable y la pérdida de oportunidad es muy leve”.

 

INSTAGRAM

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

TODO EN TU EMAIL

Lo último del Consejo Regulador en tu bandeja de entrada

Únete a nuestra comunidad de más de 1.000 usuarios y recibe gratis en tu email todos nuestros artículos con el día a día del Consejo Regulador.

DEJA UN COMENTARIO

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir al contenido