fbpx

Bruselas prevé ya un stock final de aceite de oliva 2020/21 en la UE inferior al medio millón de toneladas

Abr 5, 2021Agronegocios, Feedzy0 Comentarios

Bruselas prevé ya un stock final de aceite de oliva 2020/21 en la UE inferior al medio millón de toneladas
La Comisión Europea prevé en su último informe de mercado que la producción mundial de aceite de oliva estará sobre 3.105.000 toneladas, un 3% y casi 100.000 t por debajo de la campaña anterior, siendo la cifra más baja desde la campaña 2016/17  (2,56 Mt),aunque ligeramente (menos del 1% más) por encima de la media del último quinquenio.

Este volumen se logrará gracias al aumento del 10% de la UE, donde se esperan 2.107.000 t, principalmente por la contribución de España, mientras que desde países terceros la vecería y la sequía han pasado factura y solo se logrará rozar el millón de toneladas, un 22% y 284.000 t menos que en la campaña anterior y estará también un 2% por debajo de la media de último lustro.

En la Unión Europea, la previsión de casi 2,11 Mt de aceite de oliva podría aún revisarse algo a la baja. A España se le estiman 1,45 Mt (+10%) que, con los datos ya avanzados del mes de febrero, podrían ser incluso algo inferiores y quedar en el entorno de 1,4 millones, tonelada arriba o abajo.

Italia y Grecia igualarían sus registros productivos, con 270.000 t, respectivamente, aunque en el caso del país transalpino serían un 26% y 96.000 t menos que en 2019/20, y en el caso griego la caída se limitaría al 2%, con apenas 5.000 t menos.

Portugal, el cuarto país productor en discordia obtendría en la campaña actual solo 100.000 t, con un descenso del 29% y de 29.000 t sobre la campaña anterior, mientras que en otros países productores (Croacia, Francia, Eslovenia, Malta, Chipre…) la producción aumentaría un 33%, hasta sumar 17.000 toneladas.

En países terceros, el gran recorte lo protagoniza Túnez, que perdería en 2020/21 un 66% de su producción anterior, logrando apenas 120.000 t, unas 230.000 t menos que en la campaña precedente, afectando sobremanera al mercado mundial, como en 2019/20 sucedió lo contrario, cuando llegó a un récord de 350.000 toneladas.

El segundo país  productor extra-comunitario sería Turquía, con una previsión de 222.000 t de aceite de oliva, apenas un 1% y 3.000 t menos que en la campaña pasada, seguido de la República de Siria, con 126.000 t, un 5% y 6.000 t más. El resto de países productores terceros (Chile, Argentina, USA, Australia, Palestina, Líbano…etc.) sumaría otras 361.000 t, un 19% y 82.000 t menos que en 2019/20.

Así las cosas, las existencias que la CE prevé para final de campaña 2020/21 (30 de septiembre de 2021) bajarían del medio millón de toneladas en la Unión Europea,  la cifra más baja desde el final de la campaña 2016/2017, en la que apenas quedaron 322.000 t, aunque no tanto como la 2014/15, que terminó con solo 177.000 t almacenadas a nivel mundial.

Este sería el resultado de una oferta disponible (stocks iniciales, más producción, más importaciones) de aceite de oliva en la actual campaña en toda la UE de 2.867.000 t y un consumo interno esperado de 2,37 Mt, un 2,3% y 55.000 t más que en la campaña precedente y el dato más elevado desde la campaña 2013/14 y posible récord.

Comercio exterior

De acuerdo a los datos de la CE de comercio exterior (octubre 2020-enero 2021), las importaciones de aceite de oliva de la Unión Europea procedente de países terceros habrían aumentado un 28,5%, en parte como consecuencia del mantenimiento hasta entonces de las sanciones arancelarias de la anterior Administración Trump al aceite de oliva envasado de origen español por el conflicto comercial con el consorcio Airbus, que se han pospuesto temporalmente durante cuatro meses (desde el pasado 11 de marzo).

De lo importado en estos cuatro meses, un 82% del total, con 52.309 t, procede de Túnez, que aumenta, pese a su baja producción interna, un 31,1% sus exportaciones  de aceite de oliva a la UE, en parte a través del sistema de Tráfico de Perfeccionamiento Activo (TPA), sin aranceles, que permite importar a granel para su trasformación y posterior salida obligatoria para su venta al mercado extra-comunitario.

Tras Túnez, Argentina elevó sus ventas de aceite de oliva a la UE un 46,4%, con 3.507 t (5% del total); Siria, un 76,4% más, con 1.108 t (2%); Marruecos, un 7,1%, con 2.755 t (4%); Turquía, un 1,5% y 1.781 t (3%), con partidas menores de Reino Unido (422 t, un 1% y un 38,2% menos) y Chile (924 t, un 1%).

Además, la Unión Europea durante este primer cuatrimestre de campaña 2020/21 elevó también sus exportaciones a países terceros un 11% y en torno a 26.000 t más respecto al mismo periodo de la campaña anterior, alcanzando las 266.284 toneladas.

Por destinos, y a pesar de los aranceles al aceite de oliva envasado español, Estados Unidos concentró un 36% de todas esas ventas, con 96.070 t, un 44% y más de 29.000 t por encima que entre octubre-enero de la campaña 2019/20.

Brasil fue el segundo país comprador, con un 11% del total y 29.420 t, aunque en este caso bajando un 14,8% sus importaciones de aceite de oliva europeo.

Reino Unido (ya país extra-comunitario) mejoró sus importaciones un 29,5%, con 26.160 t (10% del total), por delante de Japón, con 16.368 t (6%), que las redujo, por el contrario, de manera muy apreciable un 25,9% sobre el primer cuatrimestre de 2019/20.

Algo similar sucedió con China, que compró a la UE en este periodo 12.046 t (5%), con un descenso del 27,6%, mientras que Canadá mantuvo sus importaciones de aceite de oliva casi sin cambios, con 10.632 t (4%), un 0,2% más, casi lo mismo que Australia que, con 10.288 t, las aumentó un ligero 4,1%.  El resto de países terceros aumentaron sus compras de aceite de oliva comunitario un 10,1%, representando una cuarta parte del total, con 65.300 toneladas.

Balance provisional

En el último balance muy provisional y, por tanto, sujeto a cambios considerables aún, ya que algunas cifras ya han sido superadas por la realidad, la UE partía de un stock de inicio de campaña (1 de septiembre de 2020) de 630.500 toneladas (491.500 t en España), a lo que se sumaría una producción de cerca de 2,11 Mt (1,45 Mt en España), y unas importaciones previstas de países terceros de 130.000 toneladas (66.700 t de España).

Frente a esta oferta disponible total, la demanda interna (utilizaciones) se estima por la CE en casi 1,56 Mt (530.000 t de nuestro país) y las exportaciones hacia países terceros en 820.000 toneladas (488.500 t de España), quedando un stock final de aceite de oliva (30 de septiembre de 2021) de 497.900 t (395.400 t para España).

La CE apunta unas exportaciones intra-UE (ventas entre países de la UE) de 1.013.600 t, de las cuales 663.200 t corresponderían a España, cuyo comercio exterior, por tanto, alcanzaría una cifra de casi 1.152.000 toneladas.

Si a eso le sumamos, una demanda  interna en nuestro país de 530.000 t (cifra que se superará, según los últimos datos), la comercialización total de aceite de oliva de nuestro país se acercaría en 2020/21 a 1,7 millones de toneladas, unas 300.000 t por encima de su producción de campaña. 

Para la UE, si sumamos una utilización interna de casi 1,56 Mt, una exportación a países terceros de 820.000 t, el balance es de una comercialización de aceite de oliva de 2,38 millones, frente a una producción de aceite de oliva de 2,1 millones, es decir, se comercializarían unas 238.000 t más que lo producido, dejando el stock final de campaña por debajo de las 500.000 toneladas.

 

INSTAGRAM

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

TODO EN TU EMAIL

Lo último del Consejo Regulador en tu bandeja de entrada

Únete a nuestra comunidad de más de 1.000 usuarios y recibe gratis en tu email todos nuestros artículos con el día a día del Consejo Regulador.

DEJA UN COMENTARIO

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir al contenido